Una nena se escondió de los ladrones, logró llamar al 911 y salvó a toda su familia

39
Noticias en Tucuman

La inmediata y precisa intervención de la policía luego de que el Sistema de Emergencias 911 recibiera un llamado de una pequeña donde alertaba la presencia de ladrones en su casa, tuvo como saldo positivo la frustración del asalto y captura de dos delincuentes.

“El Sistema de Emergencias 911 está catalogado como el tercero más importante del país y el uso responsable de los ciudadanos permite llegar a tiempo en cualquier situación”, indicó el secretario de Seguridad, Paul Hofer.

“Conforme al mapa del delito y un trabajo aceitado que se inicia desde el operador del call center que recibe la denuncia, pasando por el responsable de mandar al móvil (al lugar donde se está produciendo el delito) y el personal que a diario recorre el terreno, marca la diferencia”.

De todas formas, Hofer se mostró preocupado porque un gran porcentaje de las llamadas son “bromas o falsas y el uso del sistema se lo maneja de forma irresponsable”.

Llamada clave

El reloj marcaba las 7.05 cuando el dueño de la vivienda de calle Suipacha al 1.100 salió junto a sus tres hijos para llevarlos al colegio. En ese momento -según fuentes judiciales- el hombre fue sorprendido por un trío de asaltantes, lo encañonaron y obligaron a reingresar a la casa.

Según consta en la denuncia, ya en el interior, amenazaron a todos los integrantes de la familia, compuesta por la pareja y sus tres hijos (dos nenas y un varón) para que les entregaran todo el dinero y las pertenencias.

En un momento, uno de las víctimas logró escaparse, se escondió en un cuarto y comunicó con el 911. Pasado unos minutos, los delincuentes escucharon la llegada de la Policía, por lo que decidieron escapar por el fondo del inmueble, oportunidad en la que la familia huyó hacia la vereda.

“Cuando los malvivientes escucharon las sirenas, intentaron fugarse por los techos de las casas aledañas, pero gracias al operativo cerrojo que montó la Policía se logró capturar a dos de ellos”, indicó un efectivo que participó del hecho.

“Mi marido, como siempre iba saliendo para el colegio con los chicos. Se dio vuelta para decirle a los nenes que salgan cuando dos hombres lo encañonaron y un tercero estaba en la puerta. Los tres tenían pistolas, nos exigían dinero. Mi esposo le suplicaba que se lleven la mercadería del kiosco que funciona en la vivienda para que se vayan”, fue el relato que brindó a Radio LV12 una de las víctimas. En ese sentido agradeció el accionar policial “porque se portaron de diez ya que a los pocos minutos llegaron varios patrulleros”.
Un agente del 911 resultó con golpes leves en su cuerpo ya que en plena persecución, perdió el equilibrio y se cayó de un techo.

Los detenidos fueron puesto a disposición de la Justicia junto a las armas secuestradas, una pistola 9 milímetros y un revólver calibre 38.

Comentarios

Comentarios