Una chica tocó la cerca electrificada de su casa y murió en el acto

0
47

Una chica de 21 años murió el sábado cuando tocó accidentalmente la cerca de alambre que habían electrificado sus padres para evitar los constantes robos en su casa de un barrio de Santiago del Estero.

Tras la muerte, los padres de la víctima fueron imputados y permanecen bajo arresto domiciliario.

De acuerdo con lo que revelaron fuentes policiales, el accidente ocurrió cerca de las 11, en una casa de la calle 512 del barrio Bruno Volta, y que la víctima se llamaba Micaela Orieta Montoya.

Olvidaron desconectar el sistema precario de cerco electrificado y la chica lo tocó cuando se dirigía al baño a ducharse.

 

Según los primeros datos que manejan los investigadores, los dueños del inmueble habían decidido colocar un boyero de fabricación casera y lo conectaban por la noche a la red eléctrica propia como medida de seguridad.

Pero en la mañana olvidaron desconectar el sistema precario de cerco electrificado y la chica lo tocó cuando se dirigía al baño a ducharse. La descarga que recibió fue letal: los padres la trasladaron de inmediato a la guardia del Hospital Neumonológico Gumersindo Sayago, donde el personal de guardia constató que la paciente no presentaba signos vitales.

Una vez que se interiorizó sobre lo sucedido, la fiscal penal de turno, Celia Mussi, decidió imputar a los padres de la víctima, Walter Orieta y Josefa Montoya, de 59 y 62 años, respectivamente, el supuesto delito de homicidio calificado, disponiendo que ambos permanezcan detenidos en su hogar con custodia policial.

Comentarios

Comentarios