Turismo Religioso: La ruta de la fe lleva a los pueblos del interior

2096
Noticias en Tucuman

Buena parte de la historia vive en la iglesias. Y Tucumán puede dar fe de eso: La Merced, San Francisco, la Catedral son citas obligadas para los turistas. Pero si la intención es adentrarse por los caminos del turismo religioso (en auge tras la elección de Francisco) o buscar nuevos atractivos alternativos a los tradicionales, el interior de la provincia custodia templos que vale la pena visitar.

SAN JOSÉ DE LULES
En Lules, a 18 kilómetros de la capital por la ruta 301, se encuentra la capilla y un antiguo claustro dominico. Es el mismo predio en el que los jesuitas, orden a la que pertenece el Papa Francisco, habían levantado una iglesia de la cual sólo quedan unos pocos rastros. Norma Contreras, la casera, posee cartas que le envió el Pontífice cuando aún era arzobispo de Buenos Aires. El pasaje en los ómnibus de El Provincial cuestan $ 6.

NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED, VILLA DE MEDINAS
A 83 kilómetros de la capital, en el departamento Chicligasta, está Villa de Medinas. Los edificios del pueblo al que se llega por la ruta provincial 329 son centenarios, como la Iglesia Nuestra Señora de La Merced. Su construcción comenzó en 1868 y se mantiene firme en una de las veredas de enfrente de la plaza. Como es lógico, cada 24 de septiembre, el lugar se revoluciona para festejar el día de su patrona.

CAPILLA SAN IGNACIO DE LOYOLA, EN LOS PIZARROS
Se construyó entre 1746 y 1757 y es monumento nacional desde 1941. El edificio, el mobiliario, los íconos, el altar y los bancos son originales. Perteneció a una reducción jesuítica de Los Pizarros, que fabricaron azúcar por primera vez en Tucumán. Está en una loma y en el centro de un cementerio. Se llega desde La Cocha por la ruta provincial 334 hasta la calle San Isidro Labrador. El pasaje en los colectivos Tesa cuesta $25.50.

GRUTA DE LOURDES, SAN PEDRO DE COLALAO
Es una réplica de la gruta que está en la localidad francesa de Lourdes. Todos los febreros, para la fiesta de la Virgen de Lourdes, es el escenario de una mega escenificación. Pero se la puede visitar todo el año. La villa está a 95 kilómetros de San Miguel de Tucumán. Hay que transitar por la ruta 9 hasta la estación de peaje y desviarse hacia la izquierda y avanzar hacia el oeste por la 311. El pasaje en ómnibus cuesta $29.50

CAPILLA DE SAN PÍO DE PIETRElCINA
La capilla está enclavada en los bellos paisajes de Raco, a 39 km de San Miguel de Tucumán. Hay que tomar la ruta 9 hasta Tapia. Allí hay que continuar por la 341. La empresa de colectivos Buscor realiza el trayecto y el pasaje cuesta $15.70. San Pío de Pietrelcina fue un religioso italiano que hizo varios milagros y recibió los estigmas de Cristo. El sello del Padre Pío es un pancito que se comparte los 23 de cada mes.

EN EL CENTRO

LA CAEDRAL, IGLESIA DE LA CIUDAD
Con la Casa de Gobierno es uno de los edificios más importantes que pueden contemplarse en la Plaza Independencia (está en 24 de Septiembre y Congreso). En su interior se encuentran la cruz fundacional, los restos del obispo José Eusebio Colombres, fundador de la industria azucarera tucumana. Además posee un importante órgano que suena en cada una de las misas.

IGLESIA SAN FRANCISCO
En la esquina de 25 de Mayo y San Martín está el edificio inaugurado en 1891 en un terreno que originalmente ocupaba la Compañía de Jesús. En la Iglesia se encuentra el Cristo Yacente del siglo XVIII que perteneció a los jesuitas y la casulla que usó San Francisco Solano, evangelizador de los indígenas americanos. También están los muebles que se usaron en la declaración de la Independencia.

BASÍLICA MENOR NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO
Es conocida como Iglesia Santo Domingo. El templo actual, en 9 de Julio al 100, comenzó a ser construido en 1866 y fue inaugurado en 1884. En este predio estuvieron originalmente los franciscanos. En la entrada se levantan las estatuas de los congresales de la Independencia Fray Justo Santa María de Oro y Fray Manuel Pérez. En el edificio del viejo claustro funciona la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino.

BASÍLICA DE LA MERCED
El templo actual se inauguró en 1950 y la clave para admirar su belleza es elevar la mirada. El italiano Giuseppe Bercetti destinó una importante sección de los techos para pintar los acontecimientos vinculados con la Batalla de Tucumán y la devoción de Manuel Belgrano a la Virgen. Allí se encuentra la imagen histórica de María a la que el creador de la bandera le entregó su bastón de mando.
(La Gaceta)

Comentarios

Comentarios