Tucumán: se viene el trasmontaña

319

Consejos del campeón: Sebastián Quiroga es sinónimo de mountain bike. Ganó seis veces la general del Trasmontaña y comparte el récord con el bonaerense Luciano CaraccioliEl biker de San Pedro de Colalao, que este año correrá el Rally en la categoría Sub 23 con el cordobés Gonzalo Artal, tendrá más de 200 alumnos en la competencia en parejas que se disputará mañana desde la zona de la rotonda de San Javier hasta El Portezuelo. El múltiple campeón brinda detalles imperdibles sobre lo que se debe hacer antes y durante la carrera.

Etapa 1 – Bajada calle 15

Se debe bajar fuerte, pero a la vez controlado. Hay que sobrepasar con precaución, ya que el día de la competencia no se logrará marcar mejor tiempo que durante los entrenamientos debido a la gran cantidad de participantes. El biker del equipo que va atrás en el descenso debe mirar la senda frecuentemente por delante del primero, sobre todo en las zonas donde se levanta polvo para ver lo que viene y no tener sorpresas. Generalmente baja primero el biker más rápido y experimentado de la pareja. Él debe marcar las mejores líneas y anticipar las dificultades al integrante que viene atrás. El biker que va primero no debe alejarse demasiado del otro integrante del equipo o se perderá la ventaja del segundo de poder bajar más rápido siguiendo su rueda y sobrepasando en simultáneo a rezagados.

Etapa 2 – Río y Murcilandia hasta el portón de La Sala

Una vez abajo, hay que elevar el ritmo en forma progresiva hasta llegar a pulsos de zona 5 (el promedio de pulsaciones en carrera, su umbral anaeróbico). En esta intensidad se podrá sostener un buen ritmo sin fatigarse demasiado (si pulsa en zona 6 o más, corre un gran riesgo de fatigarse excesivamente y pagarlo caro en las futuras trepadas). Esto haría que se llegue fatigado a la zona de La Sala, justamente cuando vienen los verdaderos picos de pulsaciones. Un ritmo constante y fuerte es más efectivo que fatigarse de más con cambios de ritmo bruscos que luego obligan a tener que disminuir la velocidad. Hay que tener en cuenta que unas pocas pulsaciones de más pueden significar la diferencia entre llegar muy bien o muy fatigado a las trepadas.

Etapa 3 – Portón de La Sala. Alargue y ruta hasta la iglesia de La Sala

Luego de pasar el río, Murcilandia y llegar al portón de La Sala, el equipo debe enfrentar el enlace plano que lleva al cruce de la ruta. En este tramo el más fuerte es el que debe ir adelante, como lo hizo anteriormente en el río. Esto es para que al comenzar las trepadas del alargue, ambas performances estén más niveladas (el biker que va en punta se fatiga más que el que va persiguiendo). En esta zona se puede reponer la caramañola y poner aceite, sobre todo si dispone de algún sistema en la bicicleta (jeringa con aceite, sistema muy práctico y efectivo). Ya en el alargue, habrá mayores picos de pulsaciones que en el río. La consigna sigue siendo la misma: marchar en umbral con algunos picos de pulsaciones en las trepadas más empinadas, donde es muy difícil regular el esfuerzo. Se debe subir fuerte en su propio ritmo. Si el compañero va muy rápido y no se lo puede seguir, es necesario pedirle que disminuya la intensidad o dejarlo ir un poco para no fatigarse de más. Esto es clave. Al salir nuevamente a la ruta, después del alargue, pueden reponer la caramañola por primera o segunda vez, ya que el tramo siguiente es complejo y de difícil aprovisionamiento.

Etapa 4 – Iglesia de La Sala, Loma de los Pocotes y Cueva de los Chanchos y bosque

Es una de las más duras. Se debe llegar bien hidratado y alimentado. Hay que trepar a buen ritmo. No se debe perder la calma si se encuentran con tapones en las trepadas duras, lugar donde muchos caminan. Hay que buscar la mejor forma de superarlos, realizando un esfuerzo físico controlado (sobrepasar a cualquier precio y forma puede ser perjudicial). El cuerpo irá al límite en esta etapa. En las pocas bajadas del recorrido, hay que tratar de recuperar fuerzas pedaleando parejo. Una caída o una mala maniobra de sobrepaso, pueden dejarlo afuera del Trasmontaña. Ir al límite de las capacidades físicas dificultará descender con prolijidad y obligará a concentrarse al máximo.

Etapa 5 – Base del Telégrafo, trepada al Telégrafo y Bajada de Las Lenguas al Río Sucio

Si se llega a la base del Telégrafo con buenas sensaciones, significa que se está realizando una excelente carrera. Ahora la consigna debe ser mantener un ritmo fuerte y constante en la trepada del Telégrafo, donde la pendiente de ascenso es menor a la loma de los pocotes, por lo que hay que tratar de mantener una cadencia óptima. Hay que sobrepasar rezagados sin bajar la velocidad y el impulso, para lo que se necesita estar concentrado y prever con anticipación los lugares y momentos de sobrepaso en situación de carrera. Ya arriba del Telégrafo, hay que aprovisionarse para enfrentar el tramo de cumbre que posee desniveles varios. No se debe llegar al límite físico a la última trepada, antes del descenso. Hay que intentar recuperarse en la bajada al río, donde se necesita manejar bien y no cometer errores para llegar al río sucio lo más recuperado posible. De poder, sería muy bueno que en el río aprovisionen con líquido y geles. Pueden ayudarlo con el último y difícil tramo.

Etapa 6 – Río Sucio, trepada Alto Maciel y tramo final

Si ya se llegó a esta zona y todo salió muy bien hasta ese momento, es hora de dejar todo. No hay más táctica que sacar a relucir la garra con gran determinación. La mala hidratación previa, la alimentación inadecuada, los errores y los sobreesfuerzos no medidos se harán muy evidentes en esta etapa, produciendo fatiga, calambres y perdida de rendimiento. Por eso, el trabajo previo es fundamental. En el último tramo solo resta luchar contra todas las adversidades y lograr finalizar esta hermosa competencia.

Día previo

Se debe comer abundante en el desayuno, almuerzo, merienda y colaciones, siempre con un 50-60% de carbohidratos simples y complejos para asegurar una buena carga de glucógeno. La cena debe ser más liviana y menos abundante que las ingestas anteriores, para no generar trastornos en el sueño. Es importante hidratarse mucho. Se debe beber abundante agua en el transcurso del día y evitar pasar períodos largos de tiempo parado o realizando cualquier actividad que lo fatigue física o mentalmente.

Día de la carrera

Levántese temprano, desayune abundante y nutritivo tres horas antes del horario previsto para la largada. Lo ideal es que desayune lo mismo de siempre.

CLAVES

Indumentaria y alimentación
Organice toda su indumentaria. Supervise que no se olvide nada: zapatillas, casco, gafas, medias, guantes, calza, camiseta, chaleco, rompe viento, campera, mangas y piernas de ciclismo. Prepare caramañolas, geles y bebida deportiva.

Mecánica
Controle el buen funcionamiento de su bicicleta, Frenos, cambios, cubiertas, suspensión, ajustes varios, control de fusible y lubricación de cadena y accesorios.

Cubiertas
Las cubiertas ideales para el Trasmontaña son las que tienen talón alto y 2.2 pulgadas de ancho, la presión óptima en las ruedas es de 22-25 psi (a más presión tracciona menos y rebota mucho) aunque dependerá siempre del peso del bikers.

Transmisión
La transmisión para el Rally, si usan monoplato, debe ser plato 28/30/32 o 34m con piñón de 42-11 o 42-10 dependiendo del nivel de performance. Si usa biplato, la trasmisión ideal es plato grande 38 o 36 con plato chico de 26/24/22, con piñón de 36-11 dependiendo del nivel de performance y características específicas de pedaleo. En la trepada final de la carrera se deberá usar trasmisión liviana.

Equipo de apoyo
Las tareas del equipo de apoyo son el traslado del vehículo y aprovisionamiento en carrera. Esto incluye hidratación, geles, mecánica, aceite y control de parciales de tiempo

http://lgdeportiva.lagaceta.com.ar/nota/694295/deportes/consejos-campeon.html

Comentarios

Comentarios