Técnico de Atlético Tucumán denunció amenazas para no ganarle a River

194
Noticias en Tucuman

El clima previo al partido que sostendrá el miércoles Atlético Tucumán y River va levantando temperatura y tras los comentarios sobre una supuesta motivación por parte de Boca para que los tucumanos les saquen puntos a los “millonarios”, el técnico Pablo Lavallén denunció esta noche haber recibido amenazas a través de mensajes anónimos.

“Me han llegado mensajes advirtiéndome que si le ganamos a River ellos saben dónde vive mi familia o a qué escuela van mis hijos”, señaló el entrenador al finalizar la práctica en el complejo de Ojo de Agua, y definió las amenazas como “un acto de cobardía de aquellos que se escudan en el anonimato que permiten las redes sociales y después borran los mensajes”.

Lavallén, que desarrolló parte de su carrera profesional como futbolista de River al igual que otros integrantes del cuerpo técnico, el exarquero Javier Sodero y Hernán Claut, lamenta la situación y sostiene que “se está viviendo en una sociedad enferma”.

Atlético Tucumán quedó relegado en el torneo de Primera División pero tuvo una destacada actuación en la Copa Libertadores, donde peleó la clasificación a octavos de final hasta la última fecha pero finalmente quedó tercero en el grupo 5 y por eso jugará la próxima fase de la Sudamericana.

Sin embargo, el cuerpo técnico y los futbolistas consideran importante el partido del miércoles y el entrenador decidió que los titulares no vayan a Córdoba para jugar el domingo contra Talleres y llegar en buenas condiciones físicas al duelo contra River, que puede ser determinante en la definición del torneo.

En las últimas horas, Oscar Ruggeri, quien supo vestir las camisetas de Boca y River, habló de una supuesta incentivación por parte de los “xeneizes” para que los tucumanos les saquen puntos a los “millonarios” y eso encendió la mecha para que explotara la polémica con amenazas incluidas al entrenador de Atlético.

“Es muy triste lo que vivimos y por situaciones como estas los mejores entrenadores y jugadores se van del país, ya que esta locura de la sociedad hace que un partido de fútbol sea algo de vida o muerte”, agregó el entrenador, quien aclaró que no hizo la denuncia por las amenazas ya que “son anónimas. No puedo saber quienes las hacen”, alegó.

Comentarios

Comentarios