“Si quiero ser candidato a gobernador, lo seré”

55
Noticias en Tucuman

Hace unos 20 días, el gobernador Juan Manzur llamó a su antecesor José Alperovich para invitarlo a que se sumara a un viaje a Buenos Aires. Allí compartirían algunas gestiones. El ex mandatario declinó la oferta porque en el avión también iría el vicegobernador Osvaldo Jaldo. Con esta breve anécdota, el senador blanqueó por primera vez en público la ruptura de la relación política con su ex ministro del Interior.

A dos años y medio de dejar la Casa de Gobierno, brindó una entrevista telefónica exclusiva en el programa “Las 12 en 30”de LG Play. Durante 20 minutos, dejó entrever que si decide volver a postularse y no hay acuerdo en el oficialismo, podría competir eventualmente con Manzur por la gobernación.

Sobre el aborto: “lo estoy estudiando, me preocupa mucho, hay razones de dos lados, tengo muchas contradicciones. Siempre aposté a la vida, bajaba los índices de mortalidad (mientras fue gobernador). Quiero votar con lo que diga mi corazón y no lo que convenga electoralmente”, argumentó.  Si bien afirmó que no es fácil de influir, reconoció que su hija Sara tiene una postura a favor de la despenalización. “En mi casa hay democracia. Cada uno es dueño de pensar como cree”.

Sobre el aborto: “lo estoy estudiando, me preocupa mucho, hay razones de dos lados, tengo muchas contradicciones. Siempre aposté a la vida, bajaba los índices de mortalidad (mientras fue gobernador). Quiero votar con lo que diga mi corazón y no lo que convenga electoralmente”, argumentó. Si bien afirmó que no es fácil de influir, reconoció que su hija Sara tiene una postura a favor de la despenalización. “En mi casa hay democracia. Cada uno es dueño de pensar como cree”.

Sorpresivamente, también reconoció que se equivocó al incluir los acoples en la reforma constitucional de 2006, y reclamó la eliminación de este sistema de colectoras. Redobló la apuesta y pidió que se implemente el voto electrónico.

“No se puede pensar en una elección hoy viendo cómo está la gente, hay quienes la están pasando muy mal. El acuerdo que hizo el Presidente con el FMI (Fondo Monetario Internacional) será terrible”, expresó. Añadió, sin embargo: “el año que viene puede ser candidato a gobernador Jaldo, puede ser Manzur o Alperovich. Si quiero ser y Manzur quiere ser, podemos ser los dos. El irá por un lado y yo por otro. Si es que decido salir (como candidato)”, explicó el ex gobernador.

Alperovich no suele dar entrevistas, pero se mostró distendido y abierto a contestar.

– ¿Será candidato?

– Hoy no quiero pensar en eso. Estoy recorriendo la provincia, aprendiendo y ayudando. Hoy tengo que pensar en lo que a mí me toca, tratar de ayudar a la gente. Este senador está militando a la par de la gente, ayudando en lo que se puede.

– En el caso de que tanto usted como Manzur definan ser precandidatos a gobernador, ¿podrían ir a una interna en el PJ o saldría por otro partido?

– Eso depende. Al partido te lo da la ideología que vos tenés. Esto no es para verlo así. Todos tenemos derecho, nadie me va a prohibir que yo sea (candidato). Puede ir Manzur; puede ir Alperovich; podemos juntos o separados. El que te da el poder es el voto, no otra cosa. La sociedad no toma bien que hablemos hoy de una elección.

– ¿Cómo está su relación con el vicegobernador Jaldo?

– No tengo relación. La verdad es que se cortó. Yo no me peleé con él, él se peleó conmigo. No le voy a mentir, fue hace como un año. No así con el gobernador, estamos charlando permanentemente sobre la situación; qué es lo que va a pasar con la gente. Le doy mis opiniones, como lo vengo haciendo hace dos años. Imagínese, yo lo puse al gobernador, ¿cómo no lo voy a ayudar a Juan? Siempre fui un tipo sano y en lo que pueda, lo ayudaré.

– ¿Por qué fue el quiebre con Osvaldo Jaldo?

– La verdad es que no sé. Son sus actitudes las que me llevaron a no tener relación. Tampoco quiero tenerla, no quiero tenerla.

– Un funcionario de Manzur (Bernardo García Hamilton) lo criticó duramente a usted y el gobernador le pidió la renuncia. ¿Qué opina de esto?

– Le quiero agradecer, fue una actitud buena. Juan es un amigo, lo quiero mucho.

– ¿Podría volver a elegirlo como compañero de fórmula?

– No es el momento para hablar de eso. Las cosas se desarrollarán solas. En ese momento habrá que ver. Pero si quiero ser candidato a gobernador lo seré.

– ¿Qué opina del proceso de reforma política-electoral que emprendió la Legislatura?

– Para ser sincero, fui uno de los que impulsó los acoples en la reforma. Me equivoqué mal. La verdadera reforma que se debería hacer es mediante una modificación de la Constitución o buscar la manera de eliminar los acoples. También creo que la sociedad está pidiendo para ya el voto electrónico. Eliminar los partidos comunales, nada. Igual se llenará (de partidos). Los mayores acoples son los provinciales, no los comunales. Eso es para chamullarla a la sociedad, es nada.

– ¿Cómo ve al peronismo?

– Muy bien. No veo problemas. Lo que veo son problemas en la sociedad. Los abuelos del PAMI están pasándola mal. Hay gente tirada hace un año en la cama porque no tienen prótesis, no hay turnos ni remedios. A los desempleados y a los que cobran hasta $15.000, hoy no les alcanza. Veo la desesperación de la gente. Cuando era gobernador festejaba la eliminación de los comedores, hoy se abren más.

– ¿Cuándo se tendrían que definir las candidaturas para 2019?

– No antes de mayo.

– Mucho se habla de cómo reaccionarán las bases a las internas que podrían generarse entre usted y Jaldo. ¿La dirigencia le planteó algo?

– Creo mucho en la gente. Siempre creí mucho en la gente, es sabia. No estoy muy de acuerdo en eso de que si tengo dirigentes tendré las bases conmigo. Tenés que ser serio y decir qué harás si querés ser gobernador. Muchos quieren ser gobernador, intendente o vicegobernador y no saben para qué. Hay que tener programas y proyectos. Cómo combatir la inseguridad, la droga y la pobreza. La gente ya no buscará improvisación. La gente cambió. Hay que evolucionar y modernizarse, reconocer los errores.

– ¿Hay dirigentes que trabajaban con usted cuando era gobernador que lo hayan desilusionado?

– No me desilusiona nada, agradezco todo. Si doy algo, no espero agradecimiento. Los amigos son pocos y está la familia siempre a la par. Soy un hombre que hace muchos años que está en política y tengo mis empresas, conozco lo que es la gente y la vida. Me siento muy bien, estoy recorriendo la provincia. Tengo equipos trabajando en un proyecto futuro, si se da o no.

– Cuándo llegue el momento, ¿quiénes definirán candidaturas? ¿Usted o Manzur?

– Cada uno tomará la decisión que le convenga. No es cuestión de ver quién definirá. Si se ponen de acuerdo, bien. Si no, todos tienen derecho a ser candidatos.

– ¿Hay un tridente de poder en el oficialismo, como se dice, entre usted, Manzur y Jaldo?

– No. Los que manejan el Gobierno son Manzur y Jaldo. Soy un simple senador, no manejo nada. Sólo hablo mucho con mi amigo Juan y aconsejo.

– ¿Y si en 2019 Manzur elige a Jaldo?

-Viva la democracia, eso es lo que tiene de hermoso (el sistema democrático). Cuando más candidatos haya, más posibilidades tendrá la gente de elegir.

– ¿No lo vería como una traición?

– No, al contrario. Todos tienen derecho. Y si viene (Alfonso) Prat Gay también… Se van a sorprender el año que viene, la gente ha cambiado. Y los dirigentes no.

– ¿En qué cree que ha cambiado el electorado?

– Es mucho más exigente, quiere algo distinto. Yo cambié mucho y la sociedad también. En mis empresas y en la política mi mente tiene que estar actualizada. Cuando asumí como gobernador casi no había internet, Facebook ni Instagram. Hoy tengo un equipo de redes sociales. Antes todos íbamos a comprar al centro, ahora los chicos menores de 22 años compran por internet. ¡Cómo no vas a cambiar vos!

– ¿Qué peso van a tener las encuestas para definir los candidatos? ¿Ya encargó alguna?

– Yo no improviso en nada. Tengo encuestas personales, pero no para hacerlas públicas. No miento y sé dónde estoy. Recorro y sé cómo está la gente conmigo. El problema no es quién va a ser sino que si llegás no le fallés a la gente.

– ¿Le dan bien o mal?

– Estamos trabajando. Vamos a apoyar a Juan y seguiremos trabajando. No lo traicionaré a Juan. Todos los votos del Senado fueron acordados con él. Puedo mirar a los ojos fijo y tranquilo. Nunca mentí, siempre jugué de frente. Tengo defectos pero no fallaré.

– ¿Declarará en el caso Lebbos?

– Siempre estaré a derecho. Toda mi vida quise esclarecer el caso Lebbos, contestaré todo lo que corresponda. Jamás haré algo que no diga la Justicia.

FUENTE: lagaceta.com.ar


Comentarios

Comentarios