“Pechito” López hizo historia al coronarse en el WTCC

1050
Noticias en Tucuman

El piloto José María ‘Pechito’ López, admirador del legendario Juan Manuel Fangio, ganó el título mundial de automovilismo en la categoría Turismo (WTCC).

El piloto José María ‘Pechito’ López, admirador del legendario Juan Manuel Fangio, siguió los pasos del cinco veces campeón mundial de F1 para convertirse en el segundo argentino en la historia en ganar un título mundial de automovilismo desde 1957, esta vez en la categoría Turismo (WTCC).

“Pechito” López hizo la carrera perfecta en Suzuka (Japón), saliendo de la ‘pole’ y no dejó el primer puesto hasta la bandera de cuadros. Su único rival posible, su compañero de equipo, actual campeón y rival máximo por la corona, el francés Yvan Muller, lo siguió las seis primeras vueltas antes de sufrir un pinchazo que lo obligó a pasar a boxes. Con esta victoria, la novena, López igualó el récord de Muller de más victorias en una temporada establecido en 2012.

López fue recibido y aclamado por los cánticos de sus mecánicos que llevaban camisetas de la selección argentina de fútbol.

La carrera 2 fue dominada por el Honda Civic de Gabriele Tarquini, seguido de Dusan Borkovic y por Norbert Michelisz, del equipo español Campos Racing Chevrolet Cruze.

Mientras que Tom Coronel fue cuarto sin que ninguno de los tres coches de Citroen, los de Muller, López y Loeb, lograran acercarse a las primeras posiciones.

El 13-16 de noviembre se disputará la última carrera de la temporada en el circuito Guia de Macao.

‘Pechito’, de 31 años y con 23 en las pistas, nació en la ciudad de Río Tercero, en la provincia de Córdoba, territorio por excelencia de los amantes del rugido de los motores en el país.

Elogiado por Carlos Reutemann, expiloto argentino de Fórmula 1, debutó al volante con apenas 8 años y dos años después ganó su primer campeonato en pistas de tierra.

“El automovilismo me ha enseñado a ser prudente”, dice este piloto que define su pasión por ‘los fierros’ como “algo que quema”, y sus deseos de correr como “un vicio que no se puede dejar”.

Como junior ganó tres premios sudamericanos, un internacional senior y todos los campeonatos argentinos en los que participó en la popular categoría Turismo Carretera, TC 2000 y Top Race, para ser galardonado en 2010 con el premio Konex de platino como el mejor automovilista argentino de la década.

“Estuvo a punto de lograr un hecho histórico de ganar tres campeonatos en una misma temporada (TC 2000, TRV6, y el Turismo Carretera). Es un desperdicio”, dijo sobre él ‘Lole’ Reutemann cuando en 2010 un fallido ingreso a la Fórmula 1 lo obligó a regresar a las pistas argentinas.

Con apenas 15 años abandonó Córdoba para radicarse en Faenza (Italia) y compitió en la Copa del Mundo de karting, en Japón, por invitación de la FIA.

“Le dije a mi papá que quería hacer las cosas seriamente porque el karting me gustaba mucho. Surgió la posibilidad de que los tres mejores argentinos fuéramos a probar a Italia y quedé como uno de los mejores americanos”, rememoró alguna vez sobre su decisión de probar suerte en Europa.

Pechito heredó el apodo de su padre Osvaldo ‘Pecho’ López, empresario y apoyo económico y afectivo fundamental.

“Yo quería ver si se podía con los europeos, pese a lo que todos decían. Una fuerza interior me dijo que tenía que ir y no estoy arrepentido”, dijo quien fuera el vencedor más joven en la historia del campeonato europeo.

Convocado para correr en el Fórmula Renault europea, ganó en 2002 el campeonato italiano y obtuvo el cuarto puesto en el europeo.

Por entonces el equipo Renault F1 lo incorporó a su programa de jóvenes pilotos, lo que resultó un espaldarazo en su carrera.

Junto con el equipo Renault ganó la Fórmula Renault V6 y se convirtió en piloto de pruebas de Fórmula 1.

“En las carreras yo siempre largaba, quedaba primero y durante cinco vueltas iba a fondo, después me cansaba, me pasaban y terminaba quinto o sexto…con el tiempo fui aprendiendo que tenía que regular un poco y atacar a lo último, así logre ganar”, recuerda.

Modesto, lo incomoda hablar de sus conquistas, incluso en los momentos de gloria. “El automovilismo es un deporte de equipo aunque la gran parte de la gloria vaya al piloto”, ha repetido en varias ocasiones con los laureles al cuello.

“Mi mayor sueño es correr en Fórmula 1”, dijo alguna vez cuando daba sus primeras vueltas en Europa.

En 2010 quedó a las puertas de conseguirlo como piloto de la nueva escudería USF1 Team, pero la ilusión quedó trunca por cuestiones económicas y operativas en el armado de los vehículos.

El malogrado acuerdo fue un duro revés para el piloto que tampoco pudo ubicarse como ‘tester’ o suplente en otras escuderías.

Tuvo un regreso con gloria al TC 2000 con el equipo de Petrobras, con el que obtuvo una victoria y cuatro podios para luego coronarse campeón en 2012 con Fiat en la nueva Super TC2000.

La revancha llegó de la mano del equipo Citroën Racing, al que se sumó en diciembre de 2013 como tercer conductor en el Campeonato Mundial de Turismos, donde acaba de consagrarse para entrar a la historia del automovilismo argentino.

fuente:http://www.ambito.com/noticia.asp?id=764436

Comentarios

Comentarios