Momias incas de Llullaillaco, los proyectos de Urtubey para su traslado.

1754
Noticias en Tucuman

Según los medios de esa provincia el proyecto es exhibirlas en una nuevo Museo de Alta Montaña; fueron halladas en 1999 y tienen más de 500 años.
Los niños de Llullaillaco serán trasladados a un nuevo Museo de Alta Montaña (MAAM), según confirmó en las últimas horas el Gobernador de la Provincia Juan Manuel Urtubey. Según sus palabras, el proyecto estará a cargo del arquitecto César Pelli, quien también tendrá a su cargo realizar un mirador en el Cerro San Bernardo.

El mandatario anunció que el Museo de Alta Montaña, que hoy se encuentra en calle Mitre frente a la Plaza 9 de Julio, será trasladado a un nuevo Centro Cultural que se edificará en una vieja usina en desuso (en la calle España entre Juramento y Las Heras). Manifestó que el objetivo es construir un museo emblemático que sea ícono de los salteños y que enorgullezca a todos ciudadanos de la provincia, según cita el diario El Tribuno de Salta. Sin embargo no dio a conocer ni el tiempo de la obra, ni cuanto dinero saldrá la misma, ni para cuando está pensado inaugurarlo.

Los niños del Llullaillaco fueron ofrendados a 6.730 metros de altura, en la cumbre del legendario volcán Llullaillaco. Sus tumbas, las más altas en todo el Tawantinsuyu y posiblemente en el mundo, guardaron durante cinco siglos los secretos de un importante ritual.
Hoy, gracias a las investigaciones arqueológicas, podemos conocer más sobre la forma de vida de nuestros antepasados.
Estos niños, que hace varios siglos cedieron su tierna vida a un propósito divino en el lugar más cercano al Sol, hoy nos transmiten la sabiduría milenaria de los pueblos que habitaron en el mundo andino.
Las características únicas del hallazgo y el estado de conservación de los cuerpos, obligan a un cuidadoso y respetuoso tratamiento.
No son simples objetos que se exponen en una vitrina. Son seres humanos cuya exhibición puede generar diferentes tipos de reacciones y sentimientos.
Por ello el visitante puede elegir si desea o no observar los cuerpos, siempre con mucho respeto y silencio.
Este museo, específico en su temática, intenta ser un generador de inquietudes y preguntas cuyas respuestas se encuentran en los miles de años de nuestra historia americana.

Comentarios

Comentarios