Manzur juntó a los Intendentes y les pidió austeridad

144
Noticias en Tucuman

Cerraron filas y acordaron no hablar de candidaturas, al menos, durante este año. Se escuchó un crítico diagnóstico sobre la escasez de fondos federales para la ejecución de obras y hasta el propio gobernador Juan Manzur reclamó a los intendentes ser más creativos a la hora de asignar gastos.

“Es un año en el que hay que dejar de lado las cuestiones de la política y centrarnos en la gestión. No es momento para hablar de candidaturas, eso vendrá en 2019”, explicó a LA GACETA el mandatario provincial. El gobernador insistió en que, ante la ayuda nacional insuficiente, es necesario que los intendentes sean “imaginativos” y “que se redoble la presencia con la gente”, destacó del encuentro.

El PJ gobierna en 15 de 19 intendencias de la provincia, y casi todos los peronistas estuvieron presentes en el almuerzo en la hostería municipal Atahualpa Yupanqui de Tafí Viejo, que encabezaron Manzur, el vicegobernador Osvaldo Jaldo, y el ministro de Interior, Miguel Acevedo. Sólo hubo dos ausencias entre los jefes municipales: Sergio Venegas (Alderetes), de viaje por sus vacaciones; y Alejandra Cejas (Graneros), faltó porque su esposo, el ex intendente Roque Graneros, se encontraba enfermo.

“Estuvimos con todos los intendentes nuestros, el gobernador pidió estar cerca de la gente, estar atentos a los pronósticos por las lluvias y por la situación social, a raíz de las medidas económicas del gobierno nacional”, resumió a este diario Jaldo, quien insistió en que se trató de un encuentro institucional.

“Se delinearon los objetivos para el año, en un momento difícil en el que debemos optimizar los recursos. Sabemos que desde la Nación no obtuvimos los recursos esperados, pero eso no impide que podamos trabajar”, informó Acevedo al salir de la hostería.

Tras las empanadas y humita de entradas, el asado o cazuela de cabritos de plato principal y la ensalada de frutas o el helado de postre, se lanzó el mensaje político. Según pudo reconstruir LA GACETA, Manzur fue el primero en hablar. Describió la realidad política y económica del país con un tono crudo, con un panorama político desolador -describió uno de los asistentes-. El gobernador habría reclamado que acompañó al Gobierno nacional que encabeza el presidente, Mauricio Macri, dándole los votos de los senadores y diputados tucumanos para aprobar la Reforma Previsional, y que a pesar de ello, desde Casa Rosada ven a la Provincia como un distrito “enemigo”. Una provincia en la que no se construyeron escuelas ni hospitales con fondos nacionales, habría acotado. A su turno, Jaldo habría bajado la lectura al análisis de la política provincial. Acevedo puso la lupa en la política de cada comarca, para abrir el debate a los intendentes. Éstos describieron sus conflictos políticas locales, las pujas con algunas estructuras peronistas del pago chico. El nombre del senador José Alperovich surgió en varios pasajes del debate. Los presentes coincidieron en que, debido a las medidas nacionales, se incrementó la demanda de ayuda social en municipios y en comunas. “Hay que asistir a la gente”, pidió el mandatario.

“Fue una reunión de trabajo, de unión. Se charló sobre la economía nacional y provincial, porque preocupa mucho el panorama económico nacional”, explicó a la salida del encuentro Elia Fernández de Mansilla, intendenta de Aguilares.

El análisis de Patricia Lizárraga, jefa municipal de Famaillá, coincidió con la de su par de Aguilares: “nos hacía falta una reunión así. Seguimos con el lineamiento de trabajar bajo la conducción del gobernador, acompañando al vice Jaldo y al ministro del Interior. Estamos agradecidos porque a pesar de la crisis económica nacional, los municipios cuentan con paz social”. “Se trató de una reunión de camaradería, con buen clima. En la sobremesa se habló de política, de economía y de actualidad. Nos sirve a todos para trabajar del mejor modo”, consideró Javier Noguera, intendente de Tafí Viejo y anfitrión de la cumbre.


Comentarios

Comentarios