Greenpeace burló la seguridad y llevó su protesta a la Casa de Gobierno

1035
Noticias en Tucuman

Minutos después que los ambientalistas subieran a los techos del Centro de Convenciones del Grand Bourg, la policía los detuvo.
A media mañana, activistas de Greenpeace lograron ingresar al Centro Cívico Grand Bourg y subir a los techos del Centro de Convenciones, a metros de la oficina del gobernador Juan Manuel Urtubey.

Según un comunicado de la ONG, la provincia de Salta “ya autorizó que se arrasen 150 mil hectáreas donde la Ley de Bosques lo prohíbe. El 4,3% de la deforestación mundial ocurre en el norte de Argentina y contribuye al aumento de la temperatura global”. No es la primera vez en el año que la ONG reclama por este tema, en Buenos Aires y en Salta, por la ilegalidad de los desmontes autorizados por el gobierno. “Es evidente la connivencia entre el gobernador y los grandes terratenientes para violar la ley y arrasar con todo”, dijo Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace.

A través de las redes sociales, militantes de la ONG ambientalista Greenpeace comunicaron las peripecias que pasaron antes de “colgarse” del Centro de Convenciones del centro Cívico provincial, a metros de la oficina del gobernador Juan Manuel Urtubey.

Con los hashtag #ColgadosPorLosBosques y #BastadeDesmontes, los militantes apelaron a las redes sociales para lograr apoyo y mostrar su acción de protesta.

Uno de los últimos informes de la máxima autoridad medioambiental de las Naciones Unidas, el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, advirtió que el 4,3% de la deforestación global tiene lugar en Argentina, y que “la deforestación en el bosque chaqueño se ha acelerado en la última década a partir de la expansión agrícola, convirtiéndose así en la principal fuente de emisiones de carbono del norte argentino”, dijo la ONG.

“Es evidente la connivencia entre el gobernador y los grandes terratenientes para violar la ley y arrasar con todo”, dijo Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace.

Comentarios

Comentarios