El padrastro acusado de la violación y muerte de Florencia Di Marco se suicidó

1663
Noticias en Tucuman

El padrastro de Florencia Di Marco, de 12 años, y principal acusado de haberla violado y asesinado, se suicidó en su celda del penal de Pampa de la Salina de San Luis.

La semana pasada, Gómez había sido trasladado para que le extrajeran sangre para cotejar con el material genético que se halló en el cuerpo de la nena, asesinada la madrugada del 22 de marzo en la localidad de El Saladillo. Fuentes de la investigación informaron fue hallado ahorcado en su celda en la tarde de este miércoles.

La jueza penal de San Luis Virginia Palacios había detenido a Lucas Gómez, el padrastro de Florencia, el 24 de marzo, un día después que fuera hallado el cuerpo de la nena debajo de un puente sobre la ruta provincial 41.

Cuatro días después del arresto, la jueza Palacios había procesado a Gómez por el delito de “abuso sexual doblemente agravado por la calidad de guardador y por mediar situación de convivencia preexistente en concurso real con el delito de homicidio criminis causae por mediar alevosía y violencia de género” y dispuesto que sea trasladado al penal de Pampa de la Salina, donde se ahorcó.

Además del relato de los testigos que vieron al padrastro la madrugada del homicidio por el lugar donde se halló el cuerpo de la nena y del video del peaje que lo ubica allí, existe una cámara de seguridad que registra el paso de su coche por el barrio El Lince pasadas las 10 del día del crimen: justamente por esa cuadra apareció abandonada la mochila de Florencia.

Y una pericia al celular de Gómez había demostrado que consumió con su celular 415 páginas porno en las horas previas al crimen, en especial “videos gay, sobre incesto papá e hijo, incesto gay, entre otros”. El tráfico fue interrumpido el día del asesinato entre las 3.19 y las 8.16, según consta en la causa. La data de muerte es entre las 4 y las 8 de ese día.

La autopsia al cuerpo de la nena, que fue estrangulada, reveló además que había sufrido abusos previos, por lo que también fue detenida la mamá de Florencia, Carina Di Marco, quien al momento del homicidio estaba internada porque había dado a luz a su cuarto hijo, el tercero de su relación con Gómez. Los dos nenes de 9 y 3 años y la beba recién nacida ahora están al cuidado de familias solidarias.

A Carina Di Marco se la acusa de “partícipe necesaria por omisión” del mismo delito que se le imputaba al padrastro. Es que fue clave los datos que consiguió una junta que envió la jueza a Mendoza y un audio de Whatsapp: las maestras del colegio de Mendoza al que concurría la nena antes de mudarse con su familia a San Luis sospechaban que el padrastro abusaba de la chiquita, ya que ella les había dicho: “Mi papá me acaricia”.

Las docentes hicieron una reunión con la madre para decírselo y ella respondió que su hija era una mentirosa. Ahora, estas maestras están suspendidas por la Dirección General de Escuelas de Mendoza por “omisión de denuncia”.

Comentarios

Comentarios