El futuro del campo pasa por la sustentabilidad

1335
Noticias en Tucuman

La necesidad de producir más alimentos, debido a la demanda creciente en el mundo, por el aumento poblacional, debe ir acompañada del cuidado del medio ambiente. Por eso, aumentar la productividad por unidad de superficie siendo sustentable es el desafío del presente y del futuro. Días pasados, se realizaron en Rosario unas jornadas técnicas, en las que Aapresid, a través de Agricultura Certificada y Monsanto, transfirió su experiencia para seguir haciendo de la sustentabilidad el tema fundamental.

El consumidor actual exige hoy a los productores el cuidado del ambiente, y para producir se debemos asegurar la sostenibilidad. Según se estima, la población mundial aumentará un 50% en los próximos 50 años, llegando a los 9.000-11.000 millones de habitantes. En consecuencia, crecerá el consumo de alimentos y energía.

Según datos de especialistas dados en las reuniones de Rosario, se afirma que la población está creciendo 1,4% anualmente; la demanda de alimentos 1,75%, la de agua 2% y la de energía 2,5%. Pero por otro lado, los rendimientos de los cultivos ganan sólo un 1% cada año. También se dice que, para 2030, se necesitará 127% más de soja, 83% de maíz, 197% de algodón, 64% de azúcar y 38% más de arroz. Es decir que habrá que incrementar la productividad con recursos cada vez más escasos.

Martín Descalzo, gerente del programa de Agricultura Certificada (AC) de Aapresid, instó a respetar un “triple balance: social, ecológico y económico” de manera de consolidar un modo de producción equitativo que respete el ambiente y sea viable. “En 1950, había 0,52 ha/pers; en 2000, la relación se redujo a 0,25; y en 2050 será de 0,16, por eso debemos hablar de sustentabilidad y producir más en cantidad como en calidad”, señaló Descalzo.

Es por ello que, actualmente, los productores tienen una necesidad de incrementar sus producciones, cuidar el ambiente, disponer que los costos de producción sean cubiertos y que la rentabilidad del sistema sea satisfactoria para el sector productivo.

Protección ambiental

Hoy, cuidar el ambiente significa, en muchos casos, realizar inversiones y gastos muy importantes en el sistema productivo, por lo que la rentabilidad es también necesaria. Todos los años los productores deben enfrentar diferentes inconvenientes que perjudican a la actividad y estos dos últimos años, por lo menos en el NOA, estuvo presente la sequía. Igualmente, los productores que siguen sembrando apuestan a que todas las herramientas tecnológicas y biotecnológicas ayuden a lograr los objetivos.

Hoy en día, muchos agricultores, empresas, asociaciones, instituciones científicas y educativas están trabajando con la mira puesta en la sustentabilidad, pero sus esfuerzos y avances no siempre son conocidos por la comunidad.

En ese camino, Aapresid impulsa la Agricultura Certificada, un programa basado en la producción bajo siembra directa respetando buenas prácticas agrícolas, ambientales y sociales a lo largo del tiempo, las cuales deben registrarse y medirse a través de indicadores. El cumplimiento de estos requisitos es corroborado, luego, por auditores externos que otorgan la certificación.

Pero lo real es que hoy la sociedad quiere más alimentos, pero a la vez quiere cambios productivos que acompañen al ambiente. Los cambios que la sociedad viene imponiendo a las actividades agroproductivas e industriales necesitan de los aportes invalorables de la tecnología, pero a la vez de decisiones políticas y empresariales consensuadas y que miren al futuro en el mediano y en largo plazo. Los cambios en las necesidades de consumo son permanentes y el sistema productivo agroindustrial debe adaptarse a estos cambios en procura de lograr satisfacer las necesidades de consumo del hombre. Sólo debemos tener en cuenta que el hombre de a poco fue conociendo las herramientas y los métodos de cultivo y producción más eficientes para aumentar los rendimientos y poder satisfacer las necesidades crecientes de alimentos en el mundo entero.

Todo este crecimiento productivo también trajo aparejado otros problemas, principalmente ecológicos, que los productores llegan a conocer cuando no se realizan las tareas que corresponden.

Por ello es fundamental que puedan seguir invirtiendo en investigación y transferencia de tecnología, y apoyar todo lo relacionado con la mejora de la rentabilidad del hombre de campo. Más aun, con la actual situación de coyuntura por las que atraviesan algunas economías regionales. De manera que los créditos, incentivos impositivos, apertura de nuevos mercados, pero sobre todo el cuidado de los actuales, sumados a políticas agropecuarias acertadas, deben ser una constante para que el productor siga sembrando año tras año y mantenga la esperanza de mejores momentos para beneficio de todos.

Fuente: La Gaceta.

Comentarios

Comentarios