El Cristo de las Sierras un nuevo atractivo turístico en Tandil

1281
Noticias en Tucuman

El Cristo de las Sierras, será un nuevo símbolo que tendrá la ciudad de Tandil para promocionar el turismo religioso. Estará ubicado en Villa Don Bosco, y se inaugurará el 12 de octubre.
Se trata de una obra del artista Fernando Pavolini, comparable con la Gran Cruz que corona el Monte Calvario, o a la réplica de la Piedra Movediza caida de 1912.

La ciudad de Tandil se ha posicionado desde hace mucho tiempo, como una de las opciones turísticas más convocantes de la Provincia de Buenos Aires. Su ubicación en el centro del territorio provincial, su amplia oferta de infraestructura de alojamientos, su variada propuesta gastronómica basada en su industria de productos regionales, en particular de quesos y embutidos y sus extraordinarias bellezas naturales, hacen de Tandil un lugar único para los turistas ávidos de vivir una experiencia placentera.

Una de las características diferenciales de la ciudad serrana es la convocatoria que se produce para el sector que disfruta del llamado turismo religioso. En efecto, cada año la Semana Santa convoca a miles de fieles que disfrutan de la Procesión del Santo Entierro, el Vía Crucis en el paseo del Calvario y las escenas de la Redención que se llevan a cabo en el Anfiteatro Municipal que se erige al pie del Parque Independencia.

Todas estas actividades cuentan con el apoyo del Municipio de Tandil, que ha identificado al turismo religioso como un producto excluyente de la actividad que cada año crece, y ciertamente demanda nuevas actividades y propuestas. Es decir que se produce un hecho que distingue a la ciudad a partir de tres signos identitarios, la industria metalúrgica pesada que permitió el desarrollo económico, la presencia de las sierras más antiguas del mundo que dieron origen al turismo en la comarca y la religiosidad de una ciudadanía que se aferra fuertemente a las expresiones de la fe.

En este marco, se identifica el proyecto del Cristo de las Sierras, como una propuesta que integra la religiosidad, la naturaleza con sus sierras y la industria metalúrgica, para la creación de un monumento que constituirá un nuevo hito en la ciudad. Pero además de ser una expresión de fe, será un símbolo de Tandil, de la común unión entre la industria de chimeneas y la del turismo, ambas como pilares del desarrollo armónico del valle serrano bendecido por Dios.

El emplazamiento del Cristo, será en el cerro ubicado en el predio de la Villa Don Bosco, lugar que fue seleccionado por cumplir con los requisitos deseables y cuenta además con una cualidad diferencial que no formaba parte de los criterios establecidos para la selección, pertenecía a la Congregación Salesiana lugar donde el Papa Francisco decidió tomar sus votos sacerdotales.

Comentarios

Comentarios