Diseño, arte y música, en un combo para vender

0
1088

En el edificio del ex Banco Provincia funcionará hasta el sábado el denominado Mercado Cultural. Realizadores audiovisuales, artistas, compositores, diseñadores y editorialistas ofrecen sus productos y comparten sus experiencias. Se lo plantea como un punto de encuentro entre artistas
“La máquina de arte” expende un dibujo luego de que el espectador deposita $10 y, a pocos metros -mientras se escucha a la banda Ferreyras sobre un pequeño escenario- una señora pregunta el precio de los accesorios en uno de los stands.

El Mercado Cultural, que se abrió el sábado en San Martín y Laprida (y se extenderá hasta el sábado, de 17 a 21), reúne producciones de artes visuales, música, diseño, editorial y audiovisuales con el propósito de exponer, presentar y vender. Marcos Crosa cuenta que Las TíasRecords es un estudio de grabación instalado en Tafí Viejo, pero también de producción. “Hemos traído nuestros discos y los dibujos de algunas tapas. Somos un sello que está formado por bandas locales, pero también de Córdoba, Salta y Buenos Aires, e incluso tenemos a una de Brasil. Es un colectivo que, igualmente, difunde todo el material que producimos y lo hacemos circular”, precisa a LA GACETA.

En el espacio de diseño, más de una docena de marcas exhiben sus trabajos, que incluyen diseño de indumentaria, accesorios y objetos. “La gente pregunta y se interesa, y se está vendiendo”, comentó Verónica López Arce, de María Verula. Allí pueden observarse, igualmente, velas y fanales artesanales para decoración y eventos.

El Mercado Cultural también alberga charlas y debates: ya pasaron por allí Ezequiel Radusky y Agustín Toscano, quienes hablaron de “La experiencia Cannes”, donde puntualizaron, además, las dificultades que tienen en el país para la exhibición de “Los Dueños”, recientemente estrenada en Beirut. Julio Estofán presentó el libro “La Torre de Papel” en un espacio en el que participan cinco editoriales.

Las guitarras y violines realizados por estudiantes de luthería tienen su propio lugar: los instrumentos están colgados en el sector de música y son un reflejo de la destreza y prolijidad de sus creadores.

En artes visuales, son cinco las productoras que participan: Traman, una tienda de arte en el que proliferan obras de pequeño formato; El Pasaje, con abrigos de autor; El Cuarto Naranja, con obras y marcos, La Gotera y Fulcro.

Pero eso no es todo: allí se encuentra “La máquina de arte”, de Pablo Guiot. “La gente se prende bastante. No estoy solo, somos varios los que nos turnamos. El sábado a la noche tuve que hacer más de 20 dibujos”, contó con satisfacción. De todos modos, no es la única alternativa: cualquiera visitante puede comprar por $1 un cm2 de dibujos en “Rollo de arte”.

Al fondo del edificio del ex Banco Provincia se ha instalado una pequeña sala de cine, donde se están proyectando cortos de directores tucumanos.

Protagonistas
“El espacio está planteado para que los artistas, productores y gestores sean los reales protagonistas en el mercado; en ese sentido, el Ente Cultural lo facilita y sostiene como un ‘punto de encuentro’ que permita generar vínculos entre artistas y colegas de la misma o diferentes disciplinas e intercambiar sus experiencias”, dijo Carolina Cazón, responsable de la iniciativa oficial.

Comentarios

Comentarios