Cinco hoteles de lujo en distintas partes del mundo

1152
hotel costa Amalfitana - Italia
Noticias en Tucuman

Dormir en monasterios y conventos centenarios pero con un confort cinco estrellas es una experiencia muy especial. Te mostramos algunos de los hospedajes más lujosos en ¿ para sentirte con los pies en la tierra, pero más cerca del cielo.
Pasar la noche en una casa de bambu, en un barco, hacer glamping en tiendas de campaña divinas, alojarse en un lodge ecológico en la selva o en una casa de campo en el medio de la nada. A todas las posibilidades que hay a lo largo y ancho del mundo, se suman los establecimientos que los monjes católicos construyeron a partir del siglo XIV. Hoy remodelados, el sitio Trivago recopiló estos hoteles de lujo con pasado religioso, y revista Susana eligió cinco del ranking para contar su historia.

COSTA AMALFITANA, ITALIA

hotelcostaamalfitana

Escritores, poetas y artistas intentaron por siglos captar la belleza y la esencia de la dolce vita a lo largo de la costa de Amalfi. Nada es tan espectacular como la vista desde los acantilados a un mar azul profundo e imponente. No por casualidad el lema del hotel es: “En cada ventana, el sol. Desde cada ventana, el mar”. En este contexto irrepetible en el mundo, el Monastero Santa Rosa Hotel & Spa se levanta justo al borde del abismo.

Construido en 1681, fue fundado por la hermana Rosa Pandolfi, una descendiente de la noble familia Pontone di Scala, a la que le habían entregado como regalo las ruinas de la antigua iglesia de Santa María di Grado, junto a las que se creó el monasterio.

El popular sfogliatella, un dulce típico y tradicional de la cocina napolitana, se hizo conocido bajo el nombre de “Santa Rosa” gracias a las habilidades culinarias de las monjas que vivían allí. Más allá de esta cualidad, las religiosas contribuyeron de muchas maneras con la comunidad, como por ejemplo con la construcción de un acueducto para llevar agua a los habitantes de la localidad de Conca dei Marini, pero a mediados de la década de 1800, el convento fue removido y entregado a la municipalidad. En 1924, un empresario romano que reconoció el valor histórico de la propiedad, la compró y la transformó en hotel.

Su reapertura en 2012 lo posicionó como un hotel de lujo único en el mundo, que no puede compararse con nada conocido, a tan sólo 10 minutos de Amalfi, 15 de Positano y 25 de Ravello, los puntos claves de esta impresionante región, perfecta para visitar en cualquier época del año.

CARTAGENA, COLOMBIA

hotelcartajena

Las murallas de Cartagena de Indias son todo un símbolo que aún sigue en pie de aquellos tiempos remotos en que servían de escudo contra los frecuentes ataques que recibía la ciudad. Hoy armonizan perfectamente con los balcones colonias, los castillos y los edificios republicanos mostrando un esplendor de otras épocas. Por esta gran riqueza cultural y arquitectónica, Cartagena fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984.

Como parte de este legado histórico que se preserva y respeta, en 1995, luego de un gran trabajo, el Sofitel Cartagena Santa Clara abrió sus puertas con un lujoso hotel lleno de historia, magia y anécdotas. El monasterio original, construido en 1621 para albergar a la orden de las Clarisas, fue una donación de la señora Catalina de Cabrera, quien al morir dejó un legado de 2.500 pesos colombianos —una fortuna para la época— reservado para la construcción del monasterio. Durante el siglo siguiente, el convento de Santa Clara se destinó a albergar y educar y, en algunos casos, a brindar protección a las mujeres pobres o las embarazadas sin familia. En 1861, la orden fue expulsada del monasterio, pero se cree que sus espíritus aún permanecen en este bellísimo lugar junto al mar, tal como lo menciona Gabriel García Márquez en una de sus novelas, Del amor y otros demonios.

CUSCO, PERÚ

hotelcusco

Antigua capital del Imperio inca y una de las ciudades más importantes del Virreinato del Perú, Cusco es una asombrosa combinación de arquitectura incaica en piedra, con amplias plazas, templos y palacios decorados con piezas de oro, y edificios e iglesias de influencia española. Recorrer el centro histórico es mágico por la fusión de los dos estilos. Justo al lado de la plaza central está el Belmond Hotel Monasterio, un verdadero monumento nacional, que fue construido en 1595. Como muchas de las construcciones españolas, el monasterio se asienta en el mismo lugar donde estaba el palacio del inca Amaru Qhala. En 1598, el sexto obispo del Cuzco, monseñor Antonio de la Raya, fundó allí el Seminario de San Antonio Abad para la formación de sacerdotes católicos. En 1650, un terremoto dañó la construcción y durante su restauración se agregó una bella capilla de estilo barroco indígena, con imágenes en marcos de oro y pinturas de los mejores artistas de la Escuela de Arte Cuzqueño. En 1692, por un edicto papal, el seminario se convirtió en Real Pontificia Universidad. Sin embargo, en 1816, un decreto real del Rey de España anuló esta autorización y la institución volvió a ser un seminario hasta el 30 de mayo de 1965, cuando fue remodelado y convertido en hotel. Protegido por el Instituto Nacional de Cultura del Perú, en el diseño del hotel se destaca el importante patrimonio, en especial el hermoso claustro, que se transformó en el corazón del lugar, donde se erige una fuente y un cedro de 300 años de antigüedad. Todas las habitaciones y suites dan al patio interior, en dos restaurantes se puede probar lo mejor de la cocina peruana y tiene su propia colección de arte.

OAXACA, MÉXICO

hoteloaxaca

A 470 km del DF, la ciudad de Oaxaca, rica en cultura e historia, es un fascinante destino donde confluyen civilizaciones milenarias, arquitectura colonial y tradiciones mexicanas. Si bien fue fundada en 1529 por los españoles, existen aún vestigios de la cultura zapoteca e incluso asentamientos prehistóricos. Uno de los edificios emblemáticos es el Convento de Santa Catalina de Siena, fundado en el siglo XVI por Fray Domingo de Betanzos, un misionero dominico, y habitado por las monjas durante casi tres siglos. En 1860, la instauración de las Leyes de Reforma en México, que establecían la separación de la Iglesia y el Estado, provocó el desalojo de las hermanas y el traspaso del convento a manos del gobierno. A través de los años, fue utilizado como escuela de dibujo, sala cinematográfica, bodega, gimnasio y dormitorio municipal. En 1972, el Fondo Nacional de Turismo de México tomó posesión del lugar y se iniciaron trabajos de restauración bajo la supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), con el fin de devolverle su antigua belleza.

Declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1998, hoy en día funciona allí el hotel Quinta Real Oaxaca, un establecimiento con 91 suites únicas, todas reacondicionadas con pinceladas de tradición y exclusividad en este maravilloso legado histórico de México.

MALINAS, BÉLGICA

hotelmalinas

A 25 km de Bruselas, esta ciudad de la provincia de Amberes, en la región de Flandes, fue la antigua capital de los Países Bajos en la época de los duques de Borgoña y hoy combina la tranquilidad del campo con un interesante recorrido histórico y religioso por sus monumentos, iglesias y palacios. Aquí se encuentra uno de los hoteles más fascinantes de la región, el Martin’s Patershof, un antiguo monasterio, que fue remodelado y adaptado, para lograr un buen equilibrio entre pasado y presente.

La historia de este lugar comienza alrededor de 1231 cuando una orden franciscana, los Frailes Menores, se estableció en Malinas y se integró a la comunidad durante 600 años. Sin embargo, al final del siglo XVIII, fueron expulsados de la ciudad por los revolucionarios franceses. Más tarde, pudieron volver y se les permitió construir un nuevo claustro estilo neogótico. El monasterio fue escenario de distintas circunstancias históricas hasta que a finales de la década de 1990, la orden decidió vender las instalaciones. En 1999, el complejo fue desacralizado y convertido en una zona residencial. En 2006, el grupo hotelero responsable del proyecto obtuvo el permiso para transformar este sitio sagrado en un hotel 4 estrellas y tres años más tarde, la ambiciosa idea se hizo realidad. Sus 56 habitaciones, estilizadas y modernas, se llevan perfectamente con los vitraux de las ventanas, los arcos y los techos, que son verdaderas joyas arquitectónicas..

fuente:http://www.revistasusana.com/1710697-cinco-hoteles-de-lujo-en-distintas-partes-del-mundo

Comentarios

Comentarios