Cayó un prófugo por el asalto a tiros a la comisaría de San Justo

23
Noticias en Tucuman

Un joven fue detenido este lunes en el barrio porteño de Parque Avellaneda acusado de ser uno de los delincuentes que ingresaron a los tiros hace una semana a la comisaría de San Justo para rescatar a un preso, en un episodio en el que resultó herida de gravedad la sargento Rocío Villarreal, informaron fuentes policiales.

Se trata de un joven que fue identificado por la policía como Tomás Villamil, alias “Tomy”, quien fue apresado durante un procedimiento realizado en la calle Mozart y Tapalqué, justo debajo de la Autopista Perito Moreno, y se convirtió en el séptimo detenido en el marco de la investigación por el tiroteo dentro de la seccional de la calle Villegas al 2400 de San Justo.

El ahora detenido tenía pedido de captura dictado por la fiscal de La Matanza Alejandra Núñez, quien lo indagará en las próximas horas.

Fuentes policiales aseguraron que llegaron a Villamil luego de haber recibido la información por parte de un testigo que el prófugo estaba en situación de calle debajo de un puente y aportó detalles de las calles donde se lo veía habitualmente.

Los investigadores presumen que “Tomy” es uno de los integrantes de la banda que participó del ataque, aunque sospechan que no ingresó a la seccional sino que se quedó en la puerta mientras se concretaba el intento de rescate del preso Leandro Aranda.

Por el caso, están detenidos la novia de Aranda, Zahira Bustamante (19), presunta ideóloga del intento de rescate; y quienes la habrían acompañado: su primo, Bruno Postigo Marullo (19); Gonzalo Fabián D’ Angelo (22); Daniel Alberto Rodríguez (32); Noé Nicolás Castillo (30) y un adolescente de 15 años.

En el marco de la causa también está detenida la abogada Leticia Tortosa, quien está acusada de entregarle a Aranda el celular utilizado para planificar la fuga junto con su novia.

El ataque fue perpetrado el lunes 30 de abril último, a las 5 de la madrugada, cuando un grupo de al menos cuatro personas vestidas de policías entraron a los tiros e intentó copar la seccional 1ª de San Justo para liberar al detenido Aranda (22).

El hecho fue resistido por los cuatro policías de la oficina de guardia, entre ellos la sargento Villarreal, y los delincuentes tuvieron que escapar sin poder concretar el rescate.

Como consecuencia del tiroteo, la sargento recibió un balazo en el pecho que le lesionó varios órganos, le destruyó una vértebra y afectó la médula, por lo que quedó por el momento sin sensibilidad en los miembros inferiores.

Los mayores de edad quedaron acusados de “homicidio en grado de tentativa agravado por ser la víctima miembro de una fuerza de seguridad”, en tanto el chico pudo haber tenido una participación menor.

Comentarios

Comentarios