Australia, secretos y curiosidades

1071
Noticias en Tucuman

Descubrir el reverso del planeta, en todos los sentidos, es como empezar de cero. Es redescubrir la vida con los ojos de los niños. Pero es que además, Australia, tiene secretos que no sabemos… curiosidades que asombran incluso a los que ya la conocen y un maravilloso efecto relajante que es contagioso. No se me ocurre un lugar mejor.

Por Paloma Gil
Vamos a bucear un poquito en algunas de las cosas más interesantes que hemos encontrado en este paraíso tan lejano, que además es el sexto más extenso del mundo, pero a la vez es el de menor densidad de población. De sus 19 millones de habitantes, el 70% se concentran en las 10 principales ciudades, la mayor parte de ellas en la costa este. Esto quiere decir que hay tres cuartas partes de la isla que están deshabitadas. De hecho, la densidad de población es tan baja en Australia, que en vez de calcularse en habitantes por kilómetro cuadrado, se calcula cuántos kilómetros cuadrados hay por habitante.
El zoo en vivo y en directo

La fauna por su parte también se merece un capítulo. Apuntemos que hay más de 150 millones de ovejas, es decir, hay 7 ovejas y media por persona. Por otra parte, gracias a las especialísimas condiciones de vida y a su largo aislamiento del resto del mundo, Australia cuenta con un ecosistema único. Razón por la que las normas aduaneras son especialmente duras y restrictivas, no por paranoia como otros países, sino por motivos reales que debemos comprender y respetar. Dos terceras partes de las especies de su flora y fauna son autóctonas y además, adorables. Ahí está el koala, el canguro, el emu (una especie de avestruz) o el ornitorrinco, que es un mamífero nocturno con pico de pato y que además es ovíparo. Un show. ¿Sabéis de dónde viene la palabra canguro? Al parecer deriva del gangurru, el dialecto original. Los ingleses preguntaban por el nombre de un animal completamente nuevo para ellos y los nativos decían “Kan garoo”, es decir, “No le entiendo”… y los ingleses asumieron que ese era el nombre del… canguro.

CANGUROS

Australia, además, cuenta con unos quinientos parques naturales, casi un 7% de su superficie, que están perfectamente conservados. Se pueden visitar en cualquier momento del día o incluso se permite la acampada libre en la mayoría de ellos, sin mayores restricciones que las que dicta el sentido común.
Una Naturaleza sublime

Y hablando de naturaleza, Australia es el hogar de la Gran Barrera de Coral, es decir, el mayor arrecife de coral del mundo, con nada menos que 2.012 kilómetros y medio. Es el único continente del mundo donde no hay ningún volcán activo, de hecho, es el continente más bajo del mundo, con un promedio de altura geográfica que no supera los 330 metros sobre el nivel del mar; su pico más alto, no supera los 2.000 metros. Pero en contrapunto, no importa en qué lugar del país te encuentres, porque nunca estarás a más de 1.000 kilómetros de distancia de una playa.

australiaoceano

Hablemos del Gran centro rojo, como suelen llamarlo, porque la tierra es verdaderamente roja. Es el corazón de Australia y allí se encuentran la mayoría de los lugares sagrados del pueblo aborigen. Formaciones caprichosas, como la roca curva de Hyden, que es una pared de granito que el viento ha convertido en cóncava. Aunque sin duda, lo más conocido será Ayers Rock o Uluru, su nombre en anangu. Es una descomunal roca que emerge de la gran llanura en contra de toda lógica.

Otro lugar increíble es el territorio del oeste. Ocupa la tercera parte de la isla, pero sólo está habitado por dos millones de personas, el 80% de ellas, están en Perth. Es donde están, sin duda, las playas más hermosas y las más largas del país, imaginaos hasta cien kilómetros de playa…

El interior es inhóspito. El Gran Desierto Victoria y el Nullarbor (que quiere decir, “sin árboles”) son vastas llanuras sin habitantes. Allí las carreteras tienen rectas de hasta 125 kilómetros, lo que las convierten en las más largas del mundo. Esto es porque no sólo sirven para circular, sino también cumplen la función de permiten aterrizar en ellas.

El oeste también tiene su arrecife y allí está Shark Bay, uno de los mejores lugares donde es posible nadar junto a tiburones ballena, los peces más grandes que existen. Sin duda, impresionan, pero son tan pacíficos como los delfines y se alimentan de plancton. Sin embargo, sí hay tiburones normales en toda la geografía australiana y esos sí que son un riesgo real.

Por último, hablemos de Tasmania, que es todo un mundo aparte. Es completamente diferente al resto del país. La isla de Tasmania tiene un clima puramente tropical y está cubierta de frondosos bosques, porque llueve mucho y las temperaturas bajan sensiblemente cuanto más al sur nos acercamos, de hecho, es el punto de Oceanía más cercano al círculo antártico.

Es un destino ideal para los amantes del turismo de aventura: el rafting, la escalada, la espeleología, el senderismo… etc.
Ahora es el turno de las ciudades

Sídney, es la más conocida de sus ciudades, aunque la capital es Canberra, mientras que la capital económica y cultural del país es Melbourne. Es posible que sea porque Sídney cuenta con la ópera más famosa del mundo y es el icono que ha entrado en nuestras retinas para convertirse en referente de ese país tan desconocido para nosotros. Sídney fue el primer asentamiento colonial británico en el país y eso también cuenta. Tiene un tamaño muy comparable al de cualquier otra ciudad del mundo, pero lo que la diferencia de las demás, es la ausencia total del estrés y la prisa, de hecho, ni siquiera hay atascos. Es un paraíso para la relajación y la tranquilidad. Siempre en perfecta armonía, entre espacios abiertos y torres de oficinas. El magnífico Harbour Bridge es lo primero que ven los turistas, desde cualquier punto de la ciudad; incluso se puede escalar. Desde su punto más alto es posible conseguir una panorámica privilegiada del puerto, uno de los más bellos del mundo, y por supuesto, también del emblema de la urbe: la Opera House.

Las ciudades más grandes de la costa oeste: Darwin en el norte del país, tiene el honor de ostentar el récord de consumo de cerveza per cápita en Australia, y probablemente en el mundo, con 250 litros anuales. Sufrió un bombardeo durante la II Guerra Mundial que la arrasó por completo. Hoy en día es la capital administrativa del territorio norte. La otra gran ciudad es Perth, es la única que está prácticamente aislada del resto, a 3.000 kilómetros de Adelaida. Llegar hasta ella desde cualquier otro punto del país es prácticamente indispensable usar el avión o el barco, de hecho hay cruceros que van de costa a costa. Atravesar el país en coche, obliga a atravesar varios desiertos y existe el riesgo de quedarse sin gasolina, por lo que no es muy recomendable. Sin embargo, Perth es la ciudad más rica de Australia, y como curiosidad, ofrece transporte público gratuito tanto a los residentes como a los turistas. Sin embargo, muchas personas prefieren desplazarse en bicicleta o andando.
Otras curiosidades

Los aborígenes australianos, junto a los isleños del estrecho de Torres, son los descendientes de los primeros habitantes del país. Sus creencias y tradiciones son muy interesantes y ocasionalmente es posible tomar parte en ellas. También lo son aquellos curiosos objetos que nosotros no habíamos visto nunca antes, salvo en el cine, claro está. El didgeridoo, que es un ancestral instrumento de viento, de madera, que suena haciendo vibrar los labios en su interior. El otro es más famoso, el boomerang, ambos estrechamente ligado con la espiritualidad.

Y no hemos dicho nada de la gastronomía australiana que está pensada para disfrutar con todos los sentidos. Se caracteriza por una enorme mezcla fruto de su pasado multicultural, entre las recetas autóctonas de los aborígenes (Bush Tucker), británicas e irlandesas, influencias asiáticas e incluso mediterráneas, fruto de la I Guerra Mundial. Frutas frescas, frutos secos, verduras de todo tipo, dulces, muchos dulces y por supuesto, carnes exóticas como el canguro, el cocodrilo o el búfalo. No le hagáis ascos a nada. Y no hace falta remarcar que el pescado y el marisco son casi un pecado, de tan deliciosos como están y para condenarse del todo, algunos de los mejores vinos del planeta.

Por último… el cine. Australia es una cantera, sin precedentes, para actores de talla mundial. El número es impresionante: Cate Blanchett, Eric Bana, Toni Collete, Errol Flynn, Hugh Jackman, Geoffrey Rush, Nicole Kidman, Russell Crowe, quien a pesar de haber nacido en Nueva Zelanda, es considerado también actor australiano ya que fue en Australia donde pasó su infancia y donde inició su carrera como actor. Muchos viven allí, otros sólo van de visita, y es cierto que es relativamente fácil encontrar celebridades en los pubs, restaurantes y playas de las grandes ciudades. Cercanos y simpáticos, contagiados por el espíritu relajante de este país.

El cine australiano, por su parte, no se queda muy atrás, aunque no está a la altura de sus actores ni mucho menos. Podemos recordar películas tan famosas como “Cocodrilo Dundee”, “Australia”, “Wrath” o la tan de moda “El gran Gatsby” entre otras muchas.

Además, Australia es y ha sido escenario de multitud de películas, tales como “El regreso al lago azul” o el episodio III de la “Guerra de las Galaxias”.

Aunque lo cierto es que desde el momento en que uno planta el pie en territorio australiano, ya le parece estar viviendo su propia película. Apasionante.

fuente:http://www.revista80dias.es/viajes/australia-secretos-y-curiosidades/

Comentarios

Comentarios