Adrenalina total con el drift trike

1624
Noticias en Tucuman

En Tucumán la inercia y el peso del vehículo son la clave para lograr una buena performance en esta disciplina.

En el norte, los mejores sitios para practicarlo están en Tucumán y en Catamarca (foto).
Si el longboard llegó para quedarse hace algún tiempo en las rutas serranas de Tucumán, ya hay que sumar una nueva actividad extrema a la agenda: el drift trike. A no asustarse con el nombre (que significa algo así como triciclos a la deriva). Creado en Nueva Zelanda, este deporte sólo para intrépidos se practica en un triciclo con ruedas traseras envueltas en caños de PVC, lo que provoca los derrapes con los que sus practicantes se lucen en cada curva. Y un detalle fundamental: se trabaja por la inercia en caminos descendentes y por el peso del vehículo.

Hace algunos días, se realizó un encuentro en el cerro San Javier, organizado por el equipo “Predator Drift Trike” de Tucumán. Entre 60 y 70 trikers se reunieron en un camping de La Sala, procedentes de Catamarca (José María Cabrera es su promotor) y Santiago del Estero, además de los locales. Las “tiradas” en la ruta, además de la zona ya mencionada, se realizaron en la bajada de Villa Nougués.

He aquí un aspecto clave: al practicarse en caminos públicos, se debe tomar la precaución de contar con banderilleros en las zonas de largada y de llegada, para advertir a los automovilistas sobre sus presencias. Lo normal es usar trazas poco transitadas.

Pero las medidas de seguridad, claves en la disciplina, no terminan allí. De hecho, los practicantes calzan cascos de moto homologados por normas ISO, pecheras, coderas, rodilleras y guantes.

¿Y qué hay del vehículo? En rigor, es una bicicleta rodado 20 modificada, de la cual se utiliza una rueda (va a la parte delantera). Además se usan el manubrio, la horquilla y los frenos. Atrás, las ruedas son de kart, aunque revestidas por los ya citados caños de plástico. La silla donde va el triker puede ser de plástico, madera, hierro e incluso aluminio. El peso del vehículo es de entre 15 y 25 kilos. Y puede o no tener pedales: si es para hacer trucos, suma.

En cuanto a los practicantes, hay casos de trikers de más de 50 años y otros de 10. Se requiere de un período de adaptación al vehículo, ganas de divertirse y una gran pasión por la adrenalina. Sean hombres o mujeres.

El equipo “Predator” es el pionero en el norte (en acción desde hace más de dos años), con José “Loquillo” Agudo, Luciano Romero, “Kuky” Díaz y Alejo Canals Bonnet como sus principales referentes. Por estos días, se está trabajando para formar un club. Y tienen una cuenta en Facebook.

Normalmente los encuentros en Tucumán se hacen en el cerro San Javier o en la ruta 307. Y en Catamarca, hay tiradas en la Cuesta del Portezuelo, El Rodeo y Paclín.
fuente: http://www.lagaceta.com.ar/nota/570062/aventura/adrenalina-total-drift-trike.html

Comentarios

Comentarios